The silk on bike

Los protagonistas de la aventura

Los responsables de esta locura

Hablar de los protagonistas de esta aventura en  bicicleta es una forma simple de brindarte la posibilidad de conocernos. A buen seguro a lo largo de los meses del viaje en bicicleta van a ir apareciendo actores que podréis conocer.

Lo que si nos parece justo es que puedas conocer lo que nos mueve a hacer este viaje, nuestra forma de pensar y entender el mundo y, en definitiva, invitarte a saber un poco más de quien escribe estas líneas.

La ruta de la seda en bicicleta

Andrés Lourido

buenpedal

La ruta de la seda lleva rondándome la cabeza durante años.
Soy un apasionado de la ultradistancia en bicicleta, autodidacta, emprendedor y con un punto soñador. Me apunto a un viaje casi sin pestañear.
Soy el responsable de que esta web vea la luz y el que os va a contar toda la aventura.

los protagonistas de la aventura

Juanjo Herrero

Juanjo pedales

Apasionado de la vida, la aventura y sobretodo de la libertad.
De espíritu creativo siempre he buscado desarrollar esta cualidad, con la cual he creado mi propia empresa de artesanía.
Soy el que hace todos los productos de merchandaising
Sueño con hacer la ruta de la seda desde hace años, cuando llegó a mi las aventuras de Cicloviajeros que contaban sus experiencias

De leer a Marco Polo, a seguir sus pasos

Mi primer acercamiento a la ruta de la seda fue hace muchos años, cuando aún no viajaba en bicicleta y comenzaba a hacerlo con la imaginación. Que buenos momentos nos hacen vivir los libros.

A mis manos llegó una colección de “grandes héroes de la historia”, y allí estaba Marco Polo.

Mi admiración por este mercader veneciano fue tal, que lo emulaba en mis juegos y pequeñas aventuras.

la ruta de la seda en bicicleta

Todo ello podría haber quedado como un recuerdo infantil, pero el hecho de descubrir la bicicleta como medio para viajar y el cicloturismo autosuficiente como forma de entender los viajes no hicieron más que revivir los recuerdos del pasado, cuando me pasaba horas leyendo y ojeando mapas.

El deseo se convirtió en algo físico, una necesidad vital de experimentar la sensación de reeencuentro con mi yo más auténtico, forjado en la pasión por la historia y por los viajes.

Así surge mi ruta de la seda.

“Fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente, enfrentándome sólo a los hechos esenciales de la vida, y ver si podía aprender lo que la vida tenía que enseñar, no fuera que cuando estuviera por morir, descubriera que no había vivido..”

Henry Thoreau

Experiencia de los protagonistas de la aventura

Más de 25 años de experiencia en viajes de aventura en bicicleta
Andrés
la ruta de la seda en bicicleta

Fue en el año 92 cuando hice mi primer viaje en bicicleta. De mi ciudad natal, Ferrol a Sevilla a través del vecino país, Portugal.
Esa experiencia me dejó tan marcado que supe que no querría volver a viajar de otra forma.

A partir de esa fecha comencé a viajar cada año en bicicleta, al principio por España, luego Europa, y finalmente ya crucé las fronteras de nuestro continente para conocer otras culturas y diferentes formas de entender la vida.

Los sucesivos viajes me permitieron acumular experiencia y conocimientos, fruto de una mentalidad  de crecimiento que me pide aprender cada día algo nuevo.

La ruta de la seda no es más que una continuidad de ese deseo de aprender y conocer el mundo que nos rodea de una forma directa, sin mediadores, en primera persona.

Juanjo
la ruta de la seda en bicicleta

Tras mi primera peregrinación en agosto del 92 al Camino de Santiago en bici se sucedieron muchos mas viajes de cicloturismo por Europa y África. Ruta circular por la impresionante Islandia, viaje a Marrakech desde Elda, recorrido del río Danubio hasta su desembocadura, ruta desde Italia hasta Albania, La Bretaña y Normandía, Camino de Santiago desde París, Camino de Santiago desde Torino y diferentes rutas por la península.

El último en 2018, una inolvidable aventura de 5.500 km desde Marrakech hasta Dakar atravesando todo el desierto del Sahara occidental, Mauritania, Senegal y Gamba.

Con el cicloturismo he descubierto una manera autosuficiente de viajar que satisface todas mis inquietudes de descubrir nuevos lugares, el contacto con sus gentes, su amabilidad y sobretodo el conocimiento de uno mismo, de mis propias capacidades y limitaciones.