The silk on bike

La ruta de la seda en bicicleta

La ruta de la seda, The silk on bike, un viaje en bicicleta, es un blog personal sobre nuestra aventura a lo largo de la mítica ruta de la seda, desde España hasta China, a lo largo de 12.000 km.

Hablar de la ruta de la seda nos remonta a épocas antiguas donde los viajes se hacían lentamente, al paso de las caravanas de animales y cubriendo cortas distancias cada día.

De esa misma forma, al realizar este viaje en bicicleta, nos lleva a querer acercarnos a la forma primigenia de la ruta de la seda, de forma autosuficiente, en un viaje no organizado, sin llevar apoyo externo.

Cicloturismo autosuficiente

la ruta de la sedaSi hablamos de viajar en bicicleta, estamos hablando de cicloturismo, esta es la forma que hemos elegido para nuestra particular ruta de la seda.
De todas las modalidades de cicloturismo que hay, y que comentaremos en un artículo, nosotros elegimos la de autosuficiencia.

El cicloturismo autosuficiente es aquel en el cual, sobre la bicicleta, en alforjas o bolsas especiales, se lleva todo lo necesario para viajar sin depender de contratar alojamientos ni comer en restaurantes. Además, no contamos con apoyo externo de ningún tipo, convirtiéndonos en los actores principales de nuestra aventura.

Lógicamente, esta versión del cicloturismo requiere la necesidad de transportar más material que en el cicloturismo convencional, para asegurarnos un mínimo confort.

Por otro lado, el material de cicloturismo debe adaptarse a condiciones cambiantes, sobre todo en un viaje de larga distancia, donde las condiciones climatologías y de terreno cambian constantemente.

Llegar a practicar esta modalidad de aventura requiera de años de experiencia previa para conocer y valorar correctamente el equipo que vamos a utilizar. 

Por el corazón de Asia central

la ruta de la seda en bicicleta

Samarcanda. La ruta de la sedaNo se a vosotros, pero a mi, la sola mención de la ruta de la seda me remonta a los libros de historia que solía leer en mi infancia.

Si bien  nuestro viaje en bicicleta comienza pedaleando por la Europa occidental, tan conocida para nosotros, es en Asia donde el viaje toma relevancia, en parte motivado por el cambio cultural tan importante, y también por los nombres de las ciudades que visitaremos.

Ante mi se agolpan nombres de ciudades míticas como: Isfahán, Samarcanda, Bukara, Estambul, Merv, Kasgar y Xian .

La sola mención de estos lugares me genera una sensación difícil de plasmar en estas lineas. Podría decir que es un anhelo infantil nunca olvidado.

El deseo de aventura es demasiado grande para no querer saborearlo.

Realizar la ruta de la seda en bicicleta, en la actualidad, y saliendo desde Europa, obliga a recorrer toda la zona sur de nuestro continente y la zona de Asia central. Dos mundos tan opuestos que el impacto cultural es sencillamente brutal. Pero, en deficnitiva, esta es la forma de conocer en primera persona, no influenciado por miedos ajenos ni por prejuicios externos.

Kilómetros previstos

En total hemos calculado entre 10.000 y 12.000 km, en función del trazado de la ruta que hagamos. Esto vendrá condicionado por la climatología, la facilidad de transito y la obtención de visados.

El peor punto será Turmekistan, el segundo país mas hermético del mundo, por detrás de Corea del Norte, y donde tan solo dan una visa de tránsito de 5 días para sus casi 800km.

La bicicleta en la ruta de la seda

Si bien el el apartado de “nuestro equipo” hablaremos mas concienzudamente de todo el material que llevaremos en esta aventura, no quiero dejar pasar la oportunidad, en esta primera página, de darle el protagonismo principal a la bicicleta, nuestro medio de transporte en los 12.000 km  de nuestra ruta de la seda.

A día de hoy aún estoy sopesando que tipo de bicicleta viajera llevar: 

  • Bicicleta híbrida, ideal para circular por pistas asfaltadas, pero no muy buena para pistas rotas ni rutas de montaña. 
  • Bicicleta de montaña con la cual he hecho la mayor parte de mis últimos viajes, y que me permite adentrarme por terrenos complicados y pistas de montaña.
  • Fat bike que puedo decir de mi “gorda”, me encanta la sensación de pedalear con ella. Penaliza en las carreteras asfaltadas y es la reina en terrenos rotos y en especial, en arena y nieve.

Modalidad viajera

El tipo de bicicleta con la que voy a viajar va a tener mas relevancia de la meramente estética o de por donde me voy a poder plantear ciclar.

Además va a marcar la forma en la que llevaré mi equipaje y que modalidad usaré para viajar, esto es, ultralight o convencional, para un viaje de estas características:

  • Bikepacking, Obliga a un viaje ultralight. El equipaje va en bolsas que ocupan cada uno de los espacios de la bicicleta. Ideal para viajes off road
  • De alforjas El equipaje va alojado entre las 4 alforjas y la bolsa estanca. Gran capacidad de carga y al mismo tiempo más pesado. Solo aconsejable para carreteras asfaltadas, en caminos rotos las alforjas sufren demasiado.

Para poder financiar nuestro proyecto hemos creado nuestra tienda virtual con lo que mejor  conocemos, por un lado hemos creado un TSA con los mejores productos de cicloturismo, probados y contrastados por nosotros a lo largo de los años, y por otro, nuestros productos de merchandaising sobre nuestra propia ruta de la seda, en concreto camisetas y tazas con nuestro logotipo.

Con la comprar de alguno de los productos estas apoyando que este proyecto vea la luz y nosotros te lo podamos contar a través de estas páginas.

camiseas the silk on bike